img
Home / Curiosidades / Conoce como ser dueño de tu vida

Conoce como ser dueño de tu vida

/
/
/
19 Veces leída

¿ Ser dueño de mi vida?, ¿qué no lo soy: por el hecho de existir?

Tristemente, no; y seguramente la vida te lo ha demostrado’ en muchas ocasiones: aquella vez en que deseabas algo y no hiciste hada para conseguirlo, o en el momento de querer de mostrar un sentimiento y no hacerlo o quizá cuando, tus sentimientos, percepciones y hasta comportamientos se los adjudicaste algún amigo pareja o familiar. Y qué tal cuando deseabas terminar una relación , un trabajo, y más es lo que justamente sucede cuando no eres dueño de tu vida y precisamente sucede porque tampoco eres dueño de ti mismo. Ahora sabrás cómo hacerlo.

SÉ RESPONSABLE DE TUS ACTOS
Muchas personas hacen cosas y después no asumen la responsabilidad de sus actos. La gente que ocasiona accidentes, que tiene errores en su trabajo, o que se comporta de manera cruel o indiferente, no se hace cargo de sus acciones. Cuando alguien puede asumir un error, admitir una equivocación, o responder por un acto destructivo, entonces podemos decir que ose individuo es totalmente responsable.
CONTROLA TUS PENSAMIENTOS
Gran parte de tus ideas han sido inculcadas por otras personas, sin que las hayas cuestionado antes.
¿Cuántas de éstas no las has cedido sin objetarlas, simplemente porque provenían de un adulto o autoridad?

¿Y cuántas de estas ideas te lastiman o limitan de alguna forma? Los pensamientos son como pañuelos desechables: si uno no te gusta, puedes cambiarlo por otro. Sé una persona
libre, decide tus pensamientos, busca cuáles te son de utilidad y cuáles no; esto te hará ser auténtico contigo mismo y con los que te rodean.
RECONOCE Y HAZTE CARGO DE TUS SENTIMIENTOS

Las frases típicas que denotan que no reconoces tus sentimientos pueden en listarse así: “me hicieron”, “no me entienden”, “siempre me hacen esto”, “nadie me respeta”. En general te asumes como una víctima de la vida. El mundo puede decir , y las personas seguirán actuando a su manera y el único que puede decidir y reconocer cómo se siente eres tú. Nadie más es el responsable de sentirse de determinada manera ante cierta circunstancia.

Todo lo exterior afecta, pero cada uno responde diferente, y esas diferencias son las que nos hacen únicos. Si eres una persona que se hace cargo de sus sentimientos, serás feliz, porque nadie te va a hacer sentir como no deseas.

TOMA LAS RIENDAS

¿Qué tanto cuidas tu cuerpo, y no sólo estéticamente? ¿Vas al doctor? ¿Llevas una buena alimentación?
¿Haces ejercicio? ¿Fumas? ¿Tomas alcohol? ¿Consumes drogas? ¿Eres sexualmente promíscuo?

¡Cuidado! Porque sólo tienes un cuerpo para toda la vida, sé responsable con él. No le pongas más atención a tu auto que a tu organismo, pues para tener el control de tu
vida. el primer paso es la salud; sin ella todo lo demás no importa.
Se refiere a los sentimientos, pensamientos y acciones contigo mismo y los demás. Aquí entran justamente las relaciones más cercanas, como la pareja, familia y amistades.

Pregúntate cómo te sientes, si eres feliz, si respetas tus sentimientos y haces que los otros los respeten. En caso de que hubiera alguna inconformidad, plantea la posibilidad del diálogo, pero recuerda que el responsable de tus sentimientos, pensamientos y acciones eres tú.
Si te encuentras en alguna circunstancia incómoda es porque así lo has permitido y así lo has construido; sin embargo, lo importante es que nunca es tarde para mejorar y hacerte cargo de tu vida.

Tiene que ver con las relaciones de amistad y con las relaciones laborales, así como con el tiempo que te dedicas a recrearte. Es un área muy importante porque implica el contacto con personas fuera del ámbito familiar. Checa cómo andas; a veces tiendes a anular este aspecto debido a la rutina y a las presiones diarias. En ti recae la responsabilidad de cuidar tu espacio
social, y no se vale decir que el trabajo .

Definitivamente, el miedo al cambio puede llevarte a no asumir que quieres estar en otro lado menos en el que estás. Busca el espacio que te haga sentir feliz y en donde además te paguen; no trabajes únicamente por obligación y, sobre todo, sé el diseñador de tu propia vida, no dejes que otros lo hagan por ti.

Además, nunca es demasiado tarde para cambiar de profesión o de trabaje, así que busca tu bienestar, pues la vida es muy corta.
Tiene que ver con la trascendencia, con la parte más íntima de ti, con la necesidad humana de creer en algo superior.
En esta área simplemente sé muy honesto contigo y cultiva tus más grandes anhelos de vida, tus sueños, el dar a otros desde ti mismo. Busca tu propio camino pero sé fiel a él, pues dicha parte de la existencia está olvidada y por ello es que existe tanto vació en la vida de muchas personas.

El espíritu no es menos valioso que el cuerpo y la mente, pero desgraciadamente no se ve y no está de moda. Sin embargo, ahí está.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

It is main inner container footer text