img
Home / Entretenimiento / Un huerto en casa facilmente

Un huerto en casa facilmente

/
/
/
21 Veces leída

Consumir productos absolutamente naturales y cultivados con tus propias manos produce una gran satisfacción, por eso te daremos aquí unos consejillos realmente fácil, para tener un huerto en casa.

Y no es tan difícil si sigues nuestros consejos belleza NATURAL. Además de la satisfacción de poder consumir productos de cultive propio, un huerto ca carácter al jardín rural.

¿Cuánto espacio debo dedicarle?

La superficie que puedes destinar a huerto dependerá del espacio de que dispongas, pero también del tiempo y del esfuerzo que quieras dedicar a su cuidado. En una segunda residencia, por ejemplo, es mejor diseñar un huerto pequeño, que 110 te obligue a estar pendiente de el continuamente: bastaría con dedicarle unos 10 metros.

¿Cuál es el mejor lugar para ubicarlo?

Busca un microclima localizado dentro del jardín, mejor cuanto más soleado.
También debe estar resguardado del siento y de las heladas en invierno.

Por último, la tierra tiene que ser apta para el cultivo (ni demasiado arenosa ni arcillosa), aunque. siempre puedes mejorarla con el aporte de materia orgánica que encontrarás fácilmente en
cualquier jardín.

¿Cómo puedo mejorar la cosecha?

Para aprovechar bien los nutrientes del suelo, la rotación de cultivos es la mejor opción. Cada planta tiene raíces de un tamaño determinado y. alternándolas de forma adecuada, se alimentarán de toda la superficie y crecerán más sanas.

Por ejemplo,cuando ya tenemos lo primero de nuestro huerto en casa, puedes plantar primero hortalizas fuertes en materia orgánica (espinacas, lechugas, guisantes o judías verdes). La siguiente temporada puedes plantar rábanos, nabos, coles o brécoles que agradezcan el nitrógeno aportado por las judías o los guisantes de la temporada anterior.

Puedes seguir con las que quieren más potasio, como pimientos, berenjenas o remolachas. Pero acuérdate de fertilizar la tierra con potasio. También puedes sembrar hortalizas capaces de permanecer en el mismo sitio varias temporadas, como la alcachofa, el espárrago, la cebolla y el ajo.

¿Cuándo conviene sembrar?

Puedes producir hortalizas durante todo el año si planificas las tareas por meses. De ese modo podrás prever las rotaciones y aprovechar mejor el terreno.

Lo primero que debes tener en cuenta antes de sembrar o plantar es el clima, pero también necesitas conocer el grado de resistencia al frío de cada especie. Aquí tienes algunos ejemplos:

* El tomate, la judía verde o el pimiento no se pueden sembrar si consideras que la temperatura nocturna puede llegar a bajar a menos de 10 °C.

*La lechuga se planta entre abril y junio para poder recogerla en verano.

* El guisante se puede sembrar en febrero. Madurará desde finales de mayo hasta finales de junio.
* La cebolla puede sembrarse en febrero y cosecharse a partir de julio.

Lógicamente, el calendario se puede alterar usando semilleros y varía según el clima de cada zona.

¿Cuánto trabajo me va a suponer?

Tendrás que incorporar algún tipo de materia orgánica a la tierra. Sembrar o plantar cada ejemplar.

Y algunas labores, como el riego y la eliminación de malas hierbas, tendrás que realizarlas de manera regular.

Otros trabajos no necesitan tanta frecuencia como aporcar (amontonar tierra alrededor del tallo para proteger la planta del frío o del calor excesivo), entutorar las plantas trepadoras o despuntar
el extremo de algunas plantas, para que se ramifiquen y den más fruto.

Esperamos les guste esta aportación de un huerto en casa, saludos amigos de Hay que Leerlo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

It is main inner container footer text