img

Alimentos bajos en purinas

/
/
/
450 Veces leída

En el cuerpo existen sustancias esenciales para las células llamadas purinas que, al degradarse, producen ácido úrico y, en exceso, pueden acumularse formando cristales en articulaciones, provocando así la llamada gota.

¿Cómo controlar el ácido úrico mediante la dieta? a gota, una de las enfermedades más antiguas en la historia de la medicina, es un trastorno hereditario que eleva los niveles de ácido úrico en la sangre.

Ésta aparece con un ataque repentino de dolor articular en el dedo gordo del pie. En fases avanzadas destruye tejidos y ocasiona artritis crónica.

Las crisis por ácido úrico elevado pueden ser ocasionadas por lesiones insignificantes, ejercicio no acostumbrado, consumo excesivo de alimentos y bebidas; a veces puede acentuarse por cirugías, ayunos muy prolongados o por dietas sin carbohidratos.

La obesidad también suele acompañar este padecimiento y se sabe que el etanol presente en las bebidas alcohólicas aumenta la producción de ácido úrico, en particular la levadura de cerveza, ya que contiene grandes cantidades de purinas.

La gota se controla con medicamentos y dieta para inhibir la producción de ácido úrico y para aumentar la excreción por orina.

La colquicina es un medicamento usado para atenuar estos dolores articulares, pero su uso limita la absorción de la vitamina B12, por lo que se recomienda incluir alimentos que contienen esta vitamina, como cereales fortificados, salmón, atún y huevo.

En estos casos se recomienda limitar el consumo de alimentos altos en purinas, controlar el colesterol y mantener dietas sanas que contengan todos los grupos de alimentos para procurar equilibrio entre carbohidratos, grasas y proteínas. Además, es importante tomar tres litros de líquidos diarios para ayudar a la expulsión de ácido úrico por orina y disminuir el riesgo de formar cálculos. La dieta, la medicina y el ejercicio ayudan al control de la gota, pero siempre es mejor tener hábitos sanos y prevenir.

Parte de la informaron gracias a  Julieta Ponce quien fue directora de nutrición del Centro de Orientación Alimentaria en la Ciudad de México, es asesora nutricional y autora de diversos libros de orientación alimentaria para niños.

 

CROQUETAS FRÍAS DE GARBANZOS AL AJONJOLÍ RECETA BAJA EN PURINAS PORCIONES

• Cantidad suficiente de comino, hierbas aromáticas

• Aceite de oliva
• 100 gr de ajonjolí tostado

RINDE 3 0 4

• 2  1/2 tazas de garbanzos cocidos

• Perejil o cilantro picado

• 2 zanahorias ralladas finas y escurridas

• V2 taza de pan rallado

Calentar los garbanzos cocidos con un mínimo de agua durante 10 minutos. Escurrirlos y hacerlos puré.

Añadir la zanahoria rallada y escurrida, el perejil picado, el pan rallado y las hierbas aromáticas secas. Mezclar bien y dejar enfriar.
Tostar ligeramente en un sartén sin aceite el ajonjolí hasta que esté crujiente, pero manteniendo un color claro.

Dejar enfriar.

Tomar un poco de la pasta fría de garbanzos, formar una croqueta y rebozarla con las semillas de ajonjolí. Servir  y listo tendran un excelente alimento donde incluye bajas purinas, saludos a todos los de HAY QUE LEERLO.

 

 

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

1 Comentarios

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

It is main inner container footer text