img
Home / Finanzas / FINANZAS: como ahorrar en el día a día aplicable para le 2016

FINANZAS: como ahorrar en el día a día aplicable para le 2016

/
/
/
42 Veces leída

¿Nunca te has preguntado en qué gastas tu dinero? A menudo descubrimos que somos o demasiado derrochadores, o demasiado tacaños. ¿Cuál es tu caso? Ni tanto, ni tan calvo. No es bueno derrochar el dinero, y terminar por malgastar el fruto de tu trabajo. Ni tampoco es bueno, no ser capaz de disfrutar de lo que el dinero puede aportarnos, porque nos duele gastar cada céntimo que hemos ganado con nuestro duro trabajo. Así pues; ¿Cómo lograr el equilibrio económico? Vamos a diseccionar algunas de las claves a continuación.

El equilibrio económico consiste básicamente en que los gastos jamás superen a tus ingresos. Es vital saber cuáles son nuestros gastos mínimos, y por supuesto, tratar de exceder con nuestros ingresos, estos gastos. Por otro lado, debemos cuidar los pequeños hábitos cotidianos que pueden ayudarnos a mirar el céntimo. Ahí van unos trucos:

  • Piedras en la cisterna: Llena con piedras la cisterna del baño, así siempre se llenará solo por la mitad, haciendo que gastes exactamente eso, la mitad. Puede no parecer importante, pero significa gastar la mitad de lo que gastas ahora, dónde realmente se ve el ahorro es en el cálculo a largo plazo. A lo largo del año, lo que hayas ahorrado en agua, lo puedes invertir en otra cosa, o guardar el dinero.
  • Desenchufa los electrodomésticos si no los estás usando: El modo stand by sigue consumiendo energía. Esa energía la estás pagando aunque no estés haciendo uso de ella. La televisión, la cafetera o la tostadora pueden ser puntos neurálgicos de gasto innecesario. Vigila que estén desenchufados si no los estás utilizando.
  • No hagas la compra con hambre: Si vas a ir al supermercado, asegúrate de llevar una lista, y de que vas comprar solo lo que realmente necesitas. No te dejes llevar por las tentaciones, y evita los caprichos. Es bueno que hayas comido antes, porque si tienes hambre, sentirás la necesidad de comprar por impulso.
  • Consume productos de temporada y locales: Son más accesibles, más sanos y más respetuosos con el medio ambiente.
  • Carga el teléfono y el ordenador en lugares públicos: Aunque pueda parecer un poco roñoso, lo hace muchísima gente, y se ahorra un buen pico. Lugares como la biblioteca, las cafeterías o el gimnasio, pueden servirte para cargar a tus amiguitos inseparables, y ahorrar un dinerito.
  • Aprovecha las ofertas de productos básicos: Productos imperecederos y básicos como puede ser los productos de limpieza e higiene (papel higiénico, pasta de dientes, jabones, champú…) se pueden comprar en grandes cantidades, si la oferta merece la pena. Así te ahorras dinero comprando algo que sabes sí vas a necesitar.

Ya sabes, cuida de tu bolsillo, porque cuidando de tu bolsillo, también estarás cuidado de tu seguridad, tu bienestar y tu futuro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

It is main inner container footer text