img
Home / Curiosidades / Si el optimismo no basta reflexión 2017

Si el optimismo no basta reflexión 2017

/
/
/
72 Veces leída

Al comenzar cada año soy optimista y pienso que llegarán cosas buenas, pero el optimismo se desvanece porque mis deseos no se concretan, me dijo Claudia, cuando le propuse que creara una
nueva visión de su vida para 2017.

Como Claudia, muchas veces recurrimos al optimismo para darle fuerza a nuestro sueño de un futuro mejor, esperando que mágicamente suceda aquello que deseamos.

Pero ser optimistas no alcanza para cambiar la realidad o lograr una meta. El optimismo es la gasolina que encenderá el motor, pero luego hay que ponerse en marcha y echar a andar haciendo camino.

Para Claudia, darse cuenta de la importancia de ser optimista y de tomar acción para lograr sus metas le devolvió la fe en sí misma y su destino. “Ahora sé que tengo lo que necesito: las metas, un plan y muchas ganas de lograrlo”.

Esto fue lo que descubrió Claudia:

Soñar también es importante: Todo nace de un pensamiento. Por eso, tener claro lo que queremos es un punto de partida clave. Usar la imaginación para visualizar nuestros deseos nos ayuda a poner en perspectiva lo que es realmente importante.

Estos nuevos pensamientos elevarán nuestra confianza y entusiasmo, necesarios para lograr lo que nos proponemos.

Poco a poco le daremos forma a la realidad que deseamos ver. Tener clara una meta hará que no nos distraigamos en el camino.
El optimismo se ejercita. Es resultado de una suma de actitudes: pasión, fuerza, determinación, persistencia y ganas de conseguir lo que buscamos.

Estar atento a lo que decimos y hacemos es fundamental.

 

Hay que animarse a soltar el pasado  Es clave no malgastar el tiempo y nuestra energía emocional en mantener vivo lo que ya pasó.
Ser precavidos al compararnos:  Si buscamos el contraste con los demás, corremos el riesgo de desalentarnos, al caer en la descalificación.

Pero para inspirarnos podemos usar las experiencias de quienes han logrado metas parecidas.

Demosle valor a nuestro sueño. Cuando realmente apreciamos lo que estamos comprometidos en conseguir, nada podrá devaluarlo, excepto nuestra propia opinión.

Hay que tomar la acción. La tentación, de postergar viene de creer que para dar el primer paso deben darse condiciones ideales, pero para empezar sólo hay que usar lo que esté a nuestro alcance en el momento.

Quizá no sea lo ideal, pero será suficiente para acercarnos a nuestro propósito.

Los limites necesitas de nuestro consentimiento. Las experiencias pasadas, las creencias personales y el miedo al fracaso sostienen las barreras que nos ponemos y opacan nuestra fuerza.

Para que un límite sea real, necesita que pensemos que lo es.

El optimismo se contagia. Al tener una actitud de certeza, otros se nos acercarán para aportar su confianza, . lo que multiplicará nuestra fortaleza.

Por eso, al compartir con otros nuestros pequeños o grandes triunfos,  apoyamos a quienes nos rodean, y ellos sumarán su energía a nuestro proyecto.

Al dar, recibiremos. Claudia, finalmente comprendió que saber lo que quería y ser optimista era importante, pero no suficiente para concretar sus sueños.

Así, al comenzar este año 2017, pudo tomar responsabilidad de su destino y ofrecer su mente, su corazón, su tiempo y sus talentos con el fin de crear un escenario donde, al cabo, se sienta la verdadera protagonista de su vida, y todo eso es parte del optimismo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

It is main inner container footer text